viernes, 2 de febrero de 2018

Accede a cualquier archivo o carpeta de tu Mac sin abrir ni una sola ventana.

Este es uno de esos “trucos de viejo maquero” que muchos conoceréis, pero que os agradecerán los recién llegados a macOS. Efectivamente: podemos abrir cualquier archivo o carpeta de nuestro Mac sin abrir ni una sola ventana del Finder… y con un solo clic.

El primer paso es tener accesible y “a mano” el icono de nuestra carpeta Home o “la de la casita”. Para los switchers que venís del entorno Windows, la carpeta Home sería el equivalente a vuestra carpeta de usuario dentro de la de Documents and Settings, es decir la carpeta raíz de los datos del usuario, dentro de la cual están todas las demás: Documentos, Descargas, Fotos, Videos, etc.
(Haz clic sobre la imagen para agrandarla)

Así, en la barra de Menú iremos a las Preferencias del Finder, y en la ventana de éstas elegiremos la pestaña “Barra lateral”. Aquí veremos que, si no lo hemos hecho ya, podemos activar la casilla de verificación correspondiente a la carpeta Home para que sea visible como favorito en la barra lateral de todas las ventanas de carpeta del Finder que abramos en adelante. Tener este icono siempre accesible es ya por si misma una gran ventaja, ya que los favoritos también son visibles desde los cuadros de diálogo de Abrir o Guardar de las aplicaciones.
(Haz clic sobre la imagen para agrandarla)

Pero este icono de Home también puede ser colocado en el Dock, al igual que el correspondiente a la carpeta de Descargas, la Papelera o cualquier otra carpeta o archivo del Mac. Para ello sólo hay que arrastrarlo desde la barra lateral de la ventana hasta el Dock; pero eso sí: siempre a la derecha de la sutil línea vertical que separa iconos de aplicaciones de iconos de archivos y carpetas.
Ha de quedar claro que no estamos copiando ni duplicando nada, estamos creando “alias” o como decimos en Windows: “accesos directos”.
(Haz clic sobre la imagen para agrandarla)

 vez añadido el icono al Dock nos sorprenderá que su aspecto no tiene nada que ver con una “casita”. No hemos hecho nada mal, es solo que macOS por defecto nos muestra esos accesos a carpetas como “pilas”, es decir como una especie de “fajo” hecho con los iconos del contenido de la carpeta, y no la carpeta en si.

Nos quedan unos últimos pasos: hacer “clic derecho” sobre el icono (con dos dedos sobre el trackpad o con el botón derecho del ratón) y en el menú emergente seleccionar, uno tras otro, Mostrar como Carpeta y Ver contenido como Lista.

Ya está: ahora, con un único clic y desplazándonos con el cursor podemos movernos por toda la estructura jerárquica de carpetas y seleccionar y abrir cualquier subcarpeta o archivo que nos interese:

(Haz clic sobre la imagen para agrandarla)

No hay comentarios:

Publicar un comentario