miércoles, 12 de abril de 2017

Añade objetos en movimiento a iMovie usando Keynote.

En una entrada anterior vimos cómo añadir un logotipo a un proyecto de iMovie utilizando para ello Keynote. Este mismo método serviría para incorporar textos o rótulos personalizados, o cualquier dibujo o figura que queremos que se vea superpuesta a alguna de las escenas de nuestro vídeo. El truco consiste en crear la escena sobre un fondo verde, para utilizar la técnica del chroma-key.
En el vídeo de Youtube correspondiente a esta entrada del blog vemos cómo utilizar este mismo método para añadir a una escena un objeto en movimiento: un dibujo, figura, texto, etc… Para una correcta visualización selecciona en Youtube la máxima calidad de reproducción (1080).



En el video vemos cómo una vez elegida la secuencia sobre la que queremos hacer que se mueva el objeto, hacemos una captura de pantalla de un fotograma para que nos sirva más tarde de referencia en Keynote. Recordad que en el Mac podemos hacer una captura de una parte de la pantalla con la combinación de teclas cmd + mayúsculas + 4.

Ya en Keynote, usaremos de fondo la captura de pantalla y sobre ésta colocaremos la imagen del objeto que ha de moverse. Esto no es estrictamente necesario, pero en muchos casos viene bien tener una referencia visual. Si el objeto que se mueve -en nuestro ejemplo un OVNI- ha de aparecer “recortado” usaremos la opción Alfa instantáneo de Keynote para hacer transparente e invisible el fondo blanco del dibujo del platillo volante.

Es ahora cuando deberemos dar movimiento al OVNI. Este realiza varias acciones: se desplaza, gira, reduce el tamaño y varía su opacidad. Todas las debe hacer simultáneamente y además en el mismo tiempo, aunque en el caso de la opacidad se asigna un retraso de unos segundos, para que el platillo sea opaco durante la mayor parte del movimiento y empiece a ser transparente cuando se aleja sobre las nubes.

El fondo de la diapositiva debe ser verde para usar el efecto de chroma-key en iMovie. Por ello eliminamos el fondo de la captura de imagen que sólo nos servía de referencia y en la rueda de color de la paleta de colores daremos el valor máximo al canal verde y pondremos a cero el rojo y el azul.

Finalmente exportamos la presentación de Keynote como video (Quicktime) y la llevamos a iMovie. El video, ahora un nuevo clip en el proyecto, se sitúa en la parte superior sobre los otros clips y se le aplica el efecto Fondo verde/azul o chroma-key, para que el fondo verde sea ahora invisible y deje ver el clip de video situado debajo.

Sólo queda ajustar la posición del clip superior para que la aparición del objeto y su movimiento ocurran en el instante preciso y recortar las partes no necesarias. Recordad que para dar un “tijeretazo” al clip en el punto donde está el cabezal (la línea vertical) hay que teclear cmd + B.

Para una correcta visualización selecciona en Youtube la máxima calidad de reproducción (1080).






sábado, 8 de abril de 2017

Añade logotipos u otros objetos a iMovie usando Keynote

Seguro que, editando tus películas en iMovie has echado en falta la posibilidad de añadir títulos personalizados, logos o fotos y en una posición concreta. iMovie está bastante limitado en esto, pero puedes crear determinados efectos sin necesidad de utilizar aplicaciones profesionales como Final Cut Pro u otro software especializado. En muchos casos podemos recurrir a Keynote, ya que éste permite exportar las diapositivas de las presentaciones como imágenes.

El truco está en crear diapositivas o slides con fondo verde para poder luego ser usadas como croma-key en iMovie.
De este modo podemos componer las diapositivas con un logotipo, rótulo o figura en una posición concreta, o con varias fotos de distintos tamaños.
En el correspondiente video de Youtube podéis ver todo el proceso. Hasta ahora he mostrado todos los tutoriales con capturas de imagen, pero he decidido probar con vídeos muy cortos, sencillos y sin largas explicaciones. Para una correcta visualización selecciona en Youtube la máxima calidad de reproducción (1080).


Es recomendable que la presentación sea de formato panorámico (16/9) para que se adapte a las proporciones de los clips en iMovie. El fondo de la diapositiva puede crearse con el selector RGB de la paleta de color, dando el valor máximo al canal verde y poniendo a cero el rojo y el azul.
Una vez colocados los objetos que “han de flotar” sobre el video podemos “recortarlos” o hacer transparentes algunas partes utilizando la opción Alfa Instantáneo de Keynote.
A continuación exportaremos la presentación como imágenes JPG, una por cada diapositiva. Keynote crea con ellas una carpeta con el nombre que asignemos.
Ya en iMovie podemos importar o simplemente arrastrar al proyecto las imágenes, pero colocándolas en la parte superior de los clips. Por defecto iMovie aplica el efecto Ken Burns a las imágenes añadidas y en la mayoría de los casos es conveniente desactivarlo. Estando la imagen seleccionada en los Ajustes de superposición de video elegiremos la opción Fondo verde/azul para aplicar el efecto croma-key.
Sólo queda colocar el clip en la posición adecuada y arrastrando de un extremo, asignar la duración deseada.


En una entrada y video posteriores veremos que, si en Keynote hemos dado movimiento a los objetos y exportamos la presentación como video (Quicktime) podemos añadirlo igualmente a iMovie, incluido el efecto de croma-key.
Para una correcta visualización selecciona en Youtube la máxima calidad de reproducción (1080).


lunes, 16 de enero de 2017

Cómo hacer correctamente una presentación horrorosa.

En Presentation Zen podéis ver una antigua entrada que muestra la diferencia entre las "keynote" realizadas por Steve Jobs y los "powerpoint" de Bill Gates.
Son diferentes conceptos, estéticas e incluso filosofías. Os sorprenderá hasta qué punto son elocuentes las fotos de los eventos protagonizados por uno y otro.
Sacad vuestras propias conclusiones. Por mi parte, os sugiero unas reglas para conseguir realizar unas presentaciones realmente horripilantes...

Las diapositivas.
Usa siempre todas las plantillas que vienen por defecto con el software de presentaciones.
Mejor aún, descarga de internet todas las que veas. Esa gente si que sabe.
No pierdas el tiempo comenzando desde cero; ¿para qué aprender a utilizar bien la herramienta que usas?
Haz el fondo de la diapositiva de diferentes colores, a ser posible bien chillones.
Utiliza imágenes o marcas de agua como fondo de la diapositiva y superpón el texto. Si no se ve bien, usa colores, ponlo todo en negrita y sombréalo.
Añade grecas, marcos o líneas. Usa todos los elementos decorativos que puedas.
Una diapositiva, desde el punto de vista de la distribución de los textos, gráficos e imágenes no tiene porqué ser ridículamente sencilla y elegante.
Cuantas más diapositivas añadas, mejor. Y pon mucha información en cada una de ellas.
Al fin y al cabo vas a necesitar mucho texto para ir leyéndolo minuciosamente en voz alta.
Aplica el “horror vacui” y no desaproveches ningún hueco libre.


Así, no. ¡Qué fondo tan aburrido! ¡Cuánto espacio desaprovechado! ¿Sólo una foto? ¿Estás de broma?


Así, si. Un fondo bien bonito y una tipografía variada y atractiva. Bueno, podríamos haber añadido más fotos...

El texto.
Como decíamos antes, utiliza varios colores para el texto. ¡Ah! Y muchos tamaños diferentes.
¿El texto necesita un efecto de sombra para ser legible? No lo dudes. Y si se puede aplicar el efecto de contorno, genial.
Escribe todo en mayúsculas y así quedará todo bien resaltado.
Usa muchas tipografías diferentes ; cuanta mayor variedad, mejor. Sobre todo, del tipo Comic Sans. Son muy simpáticas e informales.
Siempre que puedas, añade guiones y todo tipo de bolos, topos, viñetas o como quieran llamarlos.
No te preocupe cómo quedan las frases si necesitan más de una línea, la cuestión es que quepan las palabras.
Y si no caben, divide las palabras con guión al final de las líneas.
No pasa nada si quedan palabras “huérfanas”, aquellas que quedan solas en la línea o renglón final de un párrafo.
No hace falta que repases la ortografía; no se trata de un concurso literario.



¿Todo el texto del mismo color y con la misma tipografía? ¿Sin viñetas ni bolos? Maaaal...



Esto es otra cosa: varias tipografías y colores, viñeteado con imágenes de perlitas, fondo atractivo, fotitos con marcos y sombras. Mola.

Las imágenes.
Utiliza cualquier imagen de internet y no te preocupes por los derechos. Todo el mundo lo hace.
No necesitas imágenes con mucha calidad. Son sólo para una presentación, no para un catálogo.
Usa muchos clip-arts y dibujos tipo cómic, son divertidos.
Enmarca siempre las fotos con líneas o sombras. No, espera, mejor con las dos cosas.

Las transiciones.
Usa muchas transiciones diferentes, eso entretiene al público.
No utilices transiciones estilo disolución suave y rápida. Cuantos más efectos de giro, persiana, o puertas, mejor. No olvides los efectos pirotécnicos y de llamarada.
A la gente le encantan los efectos visuales de texto: “maquina de escribir”, centelleos, caídas, rebotes, etc.
Y si los efectos incluyen sonidos y ruiditos, todo será más divertido.


martes, 15 de noviembre de 2016

Tres formas diferentes de sincronizar la música de tu Mac con un smartphone Android.

Partimos del hecho de que utilizamos iTunes para almacenar y gestionar nuestra música. Si conectamos un smartphone Android al Mac, iTunes no lo reconoce, siendo necesario recurrir a soluciones de terceros como el interesante WondershareTunes Go cuyo coste de licencia es de 39.95€. Tunes Go es compatible prácticamente con cualquier dispositivo Android, incluidos LG, HTC o Samsung, y nos permite mover música entre éstos y nuestra librería de iTunes de forma similar a como lo haríamos con un iPhone. Existen versiones tanto para Mac como para Windows.

Otras opciones pueden ser iSkysoft Phone Transfer para Mac (35€), Commander One, Coolmuster Android Assistant for Mac (39.95€) o Apowersoft Phone Manager (39.95€). Todas tienen precios parecidos, desde mi punto de vista muy elevados, aunque podríamos rentabilizarlos si los usamos muy a menudo. Veamos a continuación tres soluciones gratuitas o más económicas.



Android File Transfer y el cable USB

La solución gratuita más evidente es utilizar Android File Transfer, la utilidad oficial de Google, que nos permite acceder al contenido de un smartphone Android conectado mediante cable USB. Si, es cierto que no podemos “sincronizar” canciones del móvil con la librería de iTunes, pero si que podemos crear listas de reproducción con los temas que queremos tener en éste y arrastrar todos los temas directamente a la carpeta correspondiente (normalmente “Music”).
Si entre los archivos de audio arrastrados hubiera uno o varios temas que ya están copiados en el dispositivo Android aparecerá el cuadro de diálogo que así nos lo advertirá y nos preguntará si queremos reemplazarlos o detener la copia.
Una alternativa a Android File Transfer es Handshaker, de interfaz más atractiva y no tan espartana como la aplicación de Google. Personalmente, dejando a un lado las cuestiones estéticas, para la gestión de música prefiero Android File Transfer porque puedo acceder a carpetas de música concretas y no a un genérico “Music”. Sin embargo, para transferir fotos Handshaker es más cómodo, ya que permite previsualizar las miniaturas de éstas.

iSyncr y sincronizar a través de WIFI o USB

Con iSyncr para Android e iSyncr Desktop en el Mac podemos hacer una auténtica sincronización entre el contenido musical del smartphone y la librería de iTunes y sus listas de reproducción. Si bien la versión gratuita sólo permite sincronizar 100 canciones vale la pena probarlo, ya que funciona perfectamente aunque la interfaz necesita retoques estéticos. La versión PRO para Android cuesta unos razonables 4,99€.


La sincronización por WIFI es más lenta que por cable, pero es muy cómoda. Si una vez instalado miramos la estructura de carpetas del móvil observaremos que iSyncr crea su propio directorio para la música sincronizada. El desarrollador JRT Studio ofrece también su propio reproductor Music Player, sencillo y sin estridencias, pero eficaz. 


Sincronizar a través de Google Play Music

iTunes Match y Apple Music son dos métodos diferentes para sincroniza música entre distintos dispositivos utilizando los servicios de Apple, pero no olvidemos que Google Play Music permite algo parecido. La aplicación de Google, Music Manager para Mac, nos permite sincronizar el contenido y listas de nuestra biblioteca de iTunes con nuestra cuenta de Google Play Music, con lo que podemos sincronizar a su vez esta cuenta con el smartphone Android.


Deberemos descargar en nuestro Mac la aplicación de Google Music Manager que si así lo configuramos, subirá automáticamente las canciones que añadamos a nuestra biblioteca de iTunes. De este modo, éstas pasan a estar disponibles online en nuestra cuenta de Google Play Music. Solo falta abrir en nuestro smartphone Android la app Android Play Música para tener acceso, reproducir o descargar la música que originalmente estaba en el iTunes de nuestro ordenador.
La aplicación Music Manager de Google tiene -en el momento de escribir estas líneas- un bug o fallo que impide en muchos casos abrir la aplicación normalmente. Si intentamos abrir la aplicación copiada en Aplicaciones, nada sucede. Pero si accedemos a ella desde Preferencias del Sistema si que podemos personalizar la configuración. En mi caso, para acceder rápidamente he creado un alias o acceso directo arrastrando al Dock el archivo de preferencias ubicado en ~/Library/PreferencePanes/MusicManager.prefPane. Ya puestos, he pegado en éste el icono de Music Manager para hacerlo más reconocible.



viernes, 11 de noviembre de 2016

Sincronizando notas entre un smartphone Android y un Mac


Para sincronizar notas entre nuestro Mac y nuestro smartphone Android hay varias soluciones y me ha costado decidirme por una en concreto. Hasta ahora, he probado lo siguiente:

Usar una cuenta de iCloud.
Es lo primero que intentas cuando dispones de un Mac y de una cuenta iCloud. Si la aplicación Notas que incorpora por defecto macOS sincroniza datos con la nube de Apple ¿habrá alguna app de notas en Android que sincronice con iCloud?. En Google Play hay soluciones de terceros que supuestamente lo hacen. Sin embargo, no he encontrado nada que funcione correctamente ya sea por los cambios de protocolos IMAP utilizados recientemente o por otras causas. Si encontráis alguna app que haga lo que promete, bienvenida sea.

Usar Gnotes con una cuenta de Gmail / Google.
Ya que no puedo aprovechar la sincronización de la aplicación Notas del Mac mediante una cuenta iCloud ¿podré hacerlo a través de una cuenta de Gmail?. En teoría si, pero el problema es que la interfaz web de las notas de Gmail es prácticamente inexistente, Google parece tener olvidado este servicio y en Google Play parece que no hay nada, aparte de Gnotes, capaz de sincronizar con una cuenta de Gmail. Lo malo es que, aunque la interfaz de Gnotes no está nada mal, la sincronización falla frecuentemente, es muy lenta o simplemente no funciona. Tal vez alguien lo pruebe con más suerte que yo.

Usar Google Keep con una cuenta de Google.
Esta herramienta para la creación de notas y listas de Google es probablemente la culpable de ese ninguneo a las notas de Gmail. Para nuestro smartphone Android está disponible en Google Play como app independiente, y también se puede usar como una “extensión” de Chrome que podemos añadir al Dock del Mac como una aplicación más. También aparecen en la App Store varias aplicaciones nativas para macOS que hacen lo mismo por unos 3€, pero de momento he prescindido de ellas.
Además de notas podemos hacer listas tipo “checklist”, asignar diferentes colores y añadir fotos.
Es posible crear recordatorios por fecha o lugar e incluso compartir esas notas y listas con otros usuarios.
Es ágil, sencilla de usar y muy rápida sincronizando con otros dispositivos. De hecho, es similar en muchas cosas a la aplicación Notas de Apple para macOS y dispositivos iOS.
Para “instalarlo” en el Mac, iniciad sesión en vuestra cuenta Google con Chrome e id a este enlace. Hacer clic en INICIAR APLICACIÓN y Google Keep se abrirá como una ventana independiente a modo de aplicación. Veréis como aparece incluso su icono en el Dock. Si hacéis clic-derecho sobre el icono, en Opciones elegid “Mantener en el Dock”.

Usar One Note con una cuenta de Microsoft.
Si no sincronizamos a través de las nubes de Apple o Google podemos hacerlo a través de la de Microsoft. Microsoft One Note no necesita presentaciones para los usuarios de Windows, pero Microsoft ha desarrollado versiones para otras plataformas, como Android y macOS (antes Mac OS X). Es una solución muy completa y fantástica para el uso profesional y colaborativo, aunque con demasiadas opciones para el usuario medio ya que no usará más que parte de sus prestaciones. De todos modos vale la pena probarlo, ya que es gratuito.

Usar Wunderlist.
Ni Apple, ni Google ni Microsoft: probemos otras cosas, como Wunderlist y la sincronización través de sus propios servidores. Es otro clásico; y también disponible para iOS, Android, Windows Phone, Mac, Windows, Ubuntu… Si bien es una aplicación para la creación de listas de tareas, podemos usarla para tomar notas. Es sencillo de usar, y es posible la sincronización de las listas entre diferentes dispositivos y usuarios, y además de forma gratuita. Muy recomendable.
Usar Evernote y sus aplicaciones.
Evernote tampoco es un desconocido. Al igual que One Note y Wunderlist dispone de apps para todo tipo de plataformas, y también como One Note, es una solución completísima para el uso profesional pero también con demasiadas prestaciones para el usuario medio -la mayoría de pago- y no es precisamente muy intuitiva. Si no lo conocéis, echadle un vistazo, para algunos será una sorpresa.

En resumen, Google Keep y Wunderlist, son mis soluciones favoritas y me cuesta decantarme por una u otra. Google Keep sincroniza muy rápido y “entra por los ojos”. Wunderlist tiene app para Windows Phone (Google Keep no), lo cual es interesante si queréis compartir datos con usuarios de esta plataforma. Claro que, si usáis o encontráis algo diferente que sea destacable, hacédmelo saber.


Gracias de antemano :)


En macwinuxuarios comparto mis experiencias con Mac OS X, Windows e

incluso Ubuntu: Virtualizar Windows en nuestro Mac - Clonado y copias de

seguridad - Mac y PC en la misma red - Reparar Mac OS X - Cómo instalar

Ubuntu - NeoOffice - Pruebas, Tutoriales ... y mucho más. ¡Bienvenidos!