viernes, 16 de febrero de 2018

Convierte tu viejo Android o iPhone en un cámara de vigilancia IP

Saca del cajón polvoriento ese viejo móvil Android o iPhone que ya habías olvidado y dale una oportunidad convirtiéndolo en una cámara de vigilancia remota. Ya sea para comprobar que no le pasa nada a tu bebé, a tu mascota o para comprobar desde tu nuevo smartphone que en tu casa todo sigue en orden mientras estás ausente.

Alfred está disponible tanto para Android como para iOS.

Una de las aplicaciones que hacen esto posible y además, casi todo de forma GRATUITA, se llama Alfred, que por su icono pudiera parecer que hay algún parentesco con el señor de Kentucky Fried Chicken. Está disponible tanto para Android en Google Play como para iOS en la App Store, y cuando digo iOS es que funciona tanto en un iPhone como en un iPad.

Los requisitos para iOS (mínimo la versión 8.0) parecen algo más exigentes que para Android. La información al respecto en Google Play es de lo más vaga (“varía según el dispositivo”) pero para que os hagáis una idea, un viejo y minúsculo Sony Xperia Tipo con Android 4.4 ha salido muy airoso de las pruebas que he hecho.

Alfred en un minúsculo, y por tanto discreto, Sony Xperia Tipo.

Lo más llamativo de Alfred es lo sencillísimo que es poner en marcha nuestro sistema de video-vigilancia. Además del smartphone que hace de cámara, solo necesitaremos la aplicación gratuita (aunque tiene funcionalidades avanzadas de pago), una cuenta de Google y una conexión de datos, preferiblemente WIFI.

No es necesario configurar ni firewall ni puertos en el router: la app ya se encarga ella solita de abrir “desde dentro” los puertos necesarios para enlazar con los servidores de Alfred Labs Inc. que hacen de puente entre el smartphone-cámara y el dispositivo que usemos como “observador”. Ese dispositivo puede ser otro smartphone o iPad con Alfred instalado, o un ordenador con el que accederemos mediante un navegador a la web de Alfred Labs. Para acceder a esta página y para que las apps Alfred de ambos smartphones se conecten, necesitamos esa cuenta de Google (“de Gmail”) que comentaba antes.

Publicidad por todos lados, pero gratuito y funcional.

Es posible dejar el móvil-cámara en algún sitio funcionando sólo con batería y conexión de datos, pero ambos se agotarán rápidamente, sobre todo una batería que se sobrentiende que no estará en su mejor momento. Y aunque Alfred disponga de un sistema de ahorro de batería que apaga la pantalla (si, también para pasar desapercibido, claro) lo recomendable es conectarlo al cargador y utilizar una WIFI.

La interfaz, al menos en la versión gratuita de Alfred está llena de publicidad, pero a mi me ha sorprendido tanto la calidad de imagen como el rápido refresco, aunque yo sigo recordando lo que daban de si las cámaras IP de hace unos años. Pero al igual que éstas tenemos prestaciones como: detección de movimiento, un modo nocturno (se ve fatal, pero se ve), captar y enviar audio o grabar imágenes y video.


Elegir cámara trasera o frontal, capturar fotos o video, modo nocturno...

Además, el “modo visor” puede con varias cámaras a la vez, así que si tenemos más de un smartphone antiguo podemos colocarlos en diferentes sitios. Entiendo que la versión de pago permite la grabación en HD y el almacenamiento en la nube de Alfred Labs de fotos y videos a modo de grabación de seguridad para que puedan ser visualizados más adelante.

En resumen: hay diferentes aplicaciones y servicios que hacen algo parecido, pero en mi caso Alfred funciona perfectamente y a la primera. Eso si, quiero hacer pruebas con un smartphone con unas buenas cámaras para comparar resultados. Y digo “cámaras” porque también es posible ir alternando entre la cámara principal trasera y la frontal de “selfies”. Por cierto, por razones personales, las imágenes del salón que se ven en las capturas de pantalla del Sony Xperia y de la web no son reales, pero podrían serlo perfectamente.

jueves, 15 de febrero de 2018

Pues si, "Buscar mi iPhone" también tiene su equivalente en Android

Es habitual que los recién llegados al iPhone e iOS se sorprendan de que exista algo llamado “Buscar mi iPhone” (…o mi iPad, o mi Mac) que les permite localizar en un mapa la ubicación de su iPhone en caso de pérdida o robo, y que además pueden, de forma remota, hacer que emita un sonido, que quede bloqueado, o incluso borrarlo.

Esto también es posible con un smartphone Android, pero esta funcionalidad suele ser desconocida para los usuarios domésticos del sistema operativo de Google. No me considero un geek, pero como usuario de dispositivos de distintos sistemas operativos y "ecosistemas" me gusta comprobar en qué coinciden o se diferencian cada uno.

El procedimiento para localizar un dispositivo Android y hacerlo sonar, bloquearlo o borrarlo es prácticamente igual que el usado con un iPhone. Del mismo modo que en iOS, accedemos a la cuenta de iCloud para desde allí “buscar mi iPhone” (aunque también podemos utilizar la app instalada en otro dispositivo Apple) para localizar nuestro Android accederemos a la pagina web de Google Encontrar mi dispositivo.


Esta nos solicitará que introduzcamos primero la cuenta de Google asociada con el móvil que buscamos, y a continuación su contraseña. Veremos los iconos de los dispositivos que utilizan esa cuenta, y un mapa en el que un punto verde nos indica su localización. Así mismo, aparecerán los botones para REPRODUCIR SONIDO, BLOQUEAR y BORRAR.
También es posible descargar de Google Play la app para hacer lo mismo desde otro dispositivo Android.


Evidentemente, para que esto funcione las funciones de localización del smartphone deben estar activadas. Google, en Encontrar y bloquear un dispositivo Android perdido o borrar sus datos nos explica cuáles son los requisitos del servicio, y nos muestra enlaces relacionados como Activar o desactivar la ubicación del dispositivo.

Muchos, con diferentes niveles de paranoia más o menos justificada hemos desactivado todas las opciones de localización accesibles para el usuario. He de confesar que da un poco de miedo acceder a tu propio Historial de Ubicaciones o Cronología (si no lo has desactivado, claro) y ver hasta qué punto "nos tiene controlados" Google, aunque esto es otra historia...


sábado, 10 de febrero de 2018

Google Docs y Google Keep como apps de escritorio para Mac



¿Os gustaría tener el editor de texto Google Docs y la aplicación de notas y tareas Keep como aplicaciones de Mac y sin necesidad de usar Chrome?
MacGap es un proyecto de GitHub que desarrolla aplicaciones para macOSX “nativas” utilizando tecnologías WebKit (HTML, javascript y CSS). Las apps son muy ligeras, apenas pesan 1MB, y además se pueden descargar de forma gratuita.


Entre sus proyectos estoy usando las aplicaciones Google Keep Desktop OSX y Google Docs Desktop OSX, que te permiten usar en macOS respectivamente Google Keep y Google Docs como si fueran aplicaciones en el Mac y sin necesidad de abrir previamente Google Chrome y acceder a las aplicaciones online.



Como era de esperar, y vista la tecnología empleada, la interfaz es prácticamente la misma que veríamos dentro de la ventana del navegador.
Podéis descargar las apps como ZIP haciendo clic en los botones de descarga de los correspondientes enlaces.






viernes, 2 de febrero de 2018

Accede a cualquier archivo o carpeta de tu Mac sin abrir ni una sola ventana.

Este es uno de esos “trucos de viejo maquero” que muchos conoceréis, pero que os agradecerán los recién llegados a macOS. Efectivamente: podemos abrir cualquier archivo o carpeta de nuestro Mac sin abrir ni una sola ventana del Finder… y con un solo clic.

El primer paso es tener accesible y “a mano” el icono de nuestra carpeta Home o “la de la casita”. Para los switchers que venís del entorno Windows, la carpeta Home sería el equivalente a vuestra carpeta de usuario dentro de la de Documents and Settings, es decir la carpeta raíz de los datos del usuario, dentro de la cual están todas las demás: Documentos, Descargas, Fotos, Videos, etc.
(Haz clic sobre la imagen para agrandarla)

Así, en la barra de Menú iremos a las Preferencias del Finder, y en la ventana de éstas elegiremos la pestaña “Barra lateral”. Aquí veremos que, si no lo hemos hecho ya, podemos activar la casilla de verificación correspondiente a la carpeta Home para que sea visible como favorito en la barra lateral de todas las ventanas de carpeta del Finder que abramos en adelante. Tener este icono siempre accesible es ya por si misma una gran ventaja, ya que los favoritos también son visibles desde los cuadros de diálogo de Abrir o Guardar de las aplicaciones.
(Haz clic sobre la imagen para agrandarla)

Pero este icono de Home también puede ser colocado en el Dock, al igual que el correspondiente a la carpeta de Descargas, la Papelera o cualquier otra carpeta o archivo del Mac. Para ello sólo hay que arrastrarlo desde la barra lateral de la ventana hasta el Dock; pero eso sí: siempre a la derecha de la sutil línea vertical que separa iconos de aplicaciones de iconos de archivos y carpetas.
Ha de quedar claro que no estamos copiando ni duplicando nada, estamos creando “alias” o como decimos en Windows: “accesos directos”.
(Haz clic sobre la imagen para agrandarla)

 vez añadido el icono al Dock nos sorprenderá que su aspecto no tiene nada que ver con una “casita”. No hemos hecho nada mal, es solo que macOS por defecto nos muestra esos accesos a carpetas como “pilas”, es decir como una especie de “fajo” hecho con los iconos del contenido de la carpeta, y no la carpeta en si.

Nos quedan unos últimos pasos: hacer “clic derecho” sobre el icono (con dos dedos sobre el trackpad o con el botón derecho del ratón) y en el menú emergente seleccionar, uno tras otro, Mostrar como Carpeta y Ver contenido como Lista.

Ya está: ahora, con un único clic y desplazándonos con el cursor podemos movernos por toda la estructura jerárquica de carpetas y seleccionar y abrir cualquier subcarpeta o archivo que nos interese:

(Haz clic sobre la imagen para agrandarla)

lunes, 22 de enero de 2018

Files Go, la app de Google que querría ser un AirDrop entre Androids.


El título de este post pretende dejar claro que Files Go no es esa app soñada que permitiría compartir archivos entre iPhones y smartphones con Android utilizando AirDrop. Y es que AirDrop requiere la integración de los sistemas operativos de Apple con su hardware, combinando Bluetooth y WIFI. Una vez establecida la comunicación entre dos dispositivos Apple vía Bluetooth (iPhone, iPad, iPod o Mac de las últimas generaciones) la transmisión de datos se hace vía WIFI pero de forma directa entre ellos y sin necesidad de la presencia de un punto de acceso. Eso permite que la transferencia de muchos archivos simultáneamente (o incluso carpetas) sea muchísimo más rápida de lo que se puede hacer hoy vía Bluetooth.

Files Go, a pesar de su interfaz estéticamente cuidada pero aún por pulir (sigue siendo una “beta”), utiliza exclusivamente Bluetooth con las correspondientes limitaciones de velocidad, pero a para ser justos tiene, además de otras prestaciones que veremos al final, una gran virtud: es una solución "oficial" (al haber sido desarrollada por la propia Google) que se puede instalar en smartphones muy diferentes por marca o versión de Android (mínimo Android 5.0 Lollipop) pero que uniformiza la experiencia de usuario a la hora de compartir archivos.

Pero por otro lado esta es precisamente su principal pega: “que se puede instalar”, es decir que no es una prestación que forme parte de todo dispositivo Android a partir de determinada versión de éste, sino que queda a discreción y conocimiento del usuario el instalarla o no. Si bien en el entorno Apple “todo el mundo” dispone de AirDrop, los usuarios de Android pueden elegir entre docenas de soluciones, entre ellas el interesante y multiplataforma (¡ojo!) FotoSwipe, pero ¿qué probabilidad tengo de que un conocido tenga instalada la misma app que yo? Para un usuario que quiera compartir algo con otro va a serle mucho más rápido y eficaz enviarselo por WhatsApp, que nos guste o no, casi todo el mundo tiene instalado.

Se me ocurre que tener instalado Files Go puede ser una alternativa interesante en las ocasiones en que no dispongamos de WIFI y tampoco podamos "utilizar datos” por falta de cobertura o roaming, y queramos compartir “offline” con los compañeros de viaje las fotos que vamos haciendo. Que si, ya se que hay miles de apps que hacen algo parecido por Bluetooth, pero voy a pedir a familiares y amigos que instalen Files Go
Supongamos que Miguel le quiere enviar unas fotos a Andrés: las selecciona, y como método para compartirlas elige Files Go

Andrés deberá tener abierta la aplicación Files Go y activar en su smartphone la opción de Recibir archivos

Miguel verá los dispositivos que han activado la recepción, en este caso el móvil de Andrés, y hará clic sobre él.

Andrés aceptará la conexión solicitada por Miguel y empezará a producirse la transferencia de las fotos.

Files Go te ayuda a encontrar duplicados, limpiar caché y temporales, borrar archivos de la carpeta de descargas, archivos grandes, todo tipo de basura multimedia, etc…

Un momento, ¿habíamos dicho que Files Go tenía otras prestaciones? En realidad Files Go “se vende” como un gestor de archivos que permite liberar espacio del smartphone y encontrar lo que buscamos, es decir no hace nada que no hagan otras utilidades de la Google Play Store, pero es precisamente todo el conjunto de opciones y su interfaz el que ha evitado que acabe desinstalándolo.

A mi me ha ayudado a encontrar duplicados, limpiar caché y temporales, borrar archivos de la carpeta de descargas, archivos grandes, basura multimedia, etc… Es probable que nunca encontréis a nadie con quien poder compartir algo con Files Go, pero aunque sea sólo por estas otras cosas, creo que vale la pena que lo probéis.